Puerto de Aro se renueva

Francesc Pla

El Puerto de Aro se renueva. Sobre las mejoras estratégicas proyectadas para la Ingeniería Reventós en el ámbito de la bocana y del nuevo perfil de los muelles, el estudio LEVE (Eva Serrats y Francesc Pla) ha presentado el Anteproyecto de arquitectura.

La propuesta renueva algunos de los aspectos importantes de la imagen y la funcionalidad del Puerto, atendiendo especialmente a sus usuarios -protagonistas principales de la reforma-, a reforzar la tendencia de apertura de sus instalaciones en el resto de visitantes, a la relación con el entorno natural y urbano que tanto le caracteriza, a trabajar su estacionalidad y a prepararse ante los nuevos retos de un puerto deportivo y de ocio del siglo XXI.

 

Por ello, el proyecto se organiza en dos ámbitos de actuación:

1. La Cinta, el espacio entre el agua y el límite urbano o natural, de más de tres kilómetros de extensión.

2. El Club, el edificio y su entorno inmediato.

 

La Cinta. Un puerto para el paseo

La necesaria renovación de los pantalanes se convierte en una magnífica oportunidad para repensar toda la cinta que rodea el muelle. Comienza por una mirada estratégica, donde se incorporan todos los accesos al recinto y donde se pone en valor la organización por sectores, ámbitos de eslora diferenciados, que llamamos «barrios”. Esta lectura más urbana quiere potenciar el puerto como lugar más doméstico, cercano, singularizado por una idea de paseo que lo hace único.

Cinta de pantalanes, entradas al puerto y estrategia de “Barrios”

La propuesta muestra cómo son pequeñas decisiones en la re-ubicación de los diferentes elementos que producen un cambio a gran escala. Ubicación de elementos, nuevos materiales y nuevas texturas, un proyecto de iluminación integral …

 

Por ejemplo, la nueva canalización de instalaciones que tiene que recorrer todo el muelle, se opta por colocarla en el lado mar, justo parapetada por el pequeño murete de contención que contiene las tierras antes del pantalán y que reconocemos hoy como el banco lineal cuando se asoma. En ceñirse esta canal en los puntos de servicio a las embarcaciones, trasladamos el resto de servidumbres técnicas sobre esta franja, liberando el resto de la franja de báculos para la iluminación, cajas eléctricas y otras instalaciones. Se ordenan linealmente.

Sección final de la Cinta

Asimismo, el nuevo pavimento a ejecutar sobre la nueva canal se junta con el nuevo pavimento de los pantalanes. De este modo, pasamos de tener una franja pavimentada un metro y medio más ancho de la que conocemos hoy, aunque los elementos de servicio y de descanso, bancos puntuales, se coloquen sobre el murete resistente.

Imatgen de la nueva cinta

Esta sencilla optimización de los recursos nos permite amplificar visualmente la alfombra junto a las embarcaciones y facilitar su traspaso, previendo una segregación progresiva entre vehículos y peatones.

Referencia sobre la textura en el formigón impreso

La nueva iluminación tiene dos dimensiones, la más cercana, la que ilumina el pavimento texturado con una luz rasante, que preserva el descanso en las embarcaciones, y otro sobre el vial, entendida como una secuencia ritmada de luz constante, singularizada puntualmente en los accesos, plazas o meandros hacia la roca.

Planta nocturna

En la mateixa lògica la casa Club, l’edifici social, s’ha d’obrir. Obrir als fluxos de pas, pels qui entren des de la platja o hi accedeixen des de la resta del port.

Planta Casa Club y su entorno

Pero abrirse también pasa por abrir explícitamente el edificio a su entorno, re-configurando su fachada lateral, hasta ahora cerrada, convirtiéndola en una puerta. Este gesto, que en la propuesta pasa por amplificar el porche de entrada y re-organizar el espacio lateral como una plaza.

Imagen de la plaza

Esta nueva vocación pública del espacio se acompaña de dos marquesinas, una que cubre los surtidores de combustible y el otro, de mayor, que se extiende desde el mismo porche del edificio, que ofrece un umbráculo por espacio social de chill-out entendido como un punto de encuentro y estancia panorámico y de calidad.

Imatgen de la plaza cambiada

Las marquesinas responden al carácter estacional del club. Ambas son de estructura metálica, pero la que cubre la gasolinera es de hormigón y la del espacio social es textil, tramada, un umbráculo, que se desmonta a final de temporada.

Aspecto general en temporada de verano y temporada de invierno

La reconfiguración del edificio permite rediseñar el espacio administrativo para dotarlo de un área de servicio de market de víveres, que a la vez abastecen las embarcaciones mientras estén reponiendo y los usuarios del Club que quieran tomar algún refrigerio en la sombra. La nueva distribución también permite un paso interior hacia las escaleras interiores que dan acceso al restaurante, en la sala social y en la piscina.

Acceso desde la playa

Compartir Artículo: ·