La Floresta,

Hotel Gran Via L’Hospitalet

El nuevo hotel se sitúa en la Avenida de la Gran Vía del barrio de Santa Eulalia de L’Hospitalet de Llobregat, una de las principales avenidas de acceso a la ciudad de Barcelona, con un tráfico intenso de vehículos rodados, cerca de infraestructuras ferroviarias (FGC) y de distintos servicios urbanos. Asimismo, está situado en una calle que hace de frontera entre un barrio básicamente residencial, con edificación entre medianeras y elevada intensidad, y un barrio comercial y de negocios que se caracteriza por edificios altos y aislados.

La parcela es un solar rectangular de 539,60 m2 con un lado sesgado, que limita con la calle Natzaret a norte y con la Gran Vía de L’Hospitalet a sur. En el lado este, linda con un edificio de viviendas que va variando de altura hasta alcanzar PB+5, y al oeste con una escuela, el colegio público Prat de la Manta, con construcciones de diferentes alturas.

El nuevo Hotel será, pues, un fragmento importante de la nueva fachada de L’Hospitalet. Su singular ubicación lo hará panorámico desde la Plaza Europa y desde los viales de la Gran Vía. Su volumen, desde esta confrontación, formará parte de un paisaje claramente liderado por los edificios aislados, altos y singulares. Y, al mismo tiempo, como parcela aún vinculada a la ciudad densa, y perteneciente a una última secuencia de parcelas entre medianeras, también debe dar respuesta a una mirada urbana más doméstica, tal vez de carácter más habitacional, y más de grupo.

De ahí que, combinando los particulares parámetros resultantes de la volumetría de la Modificación Puntual del Plan General Metropolitano que afecta a la parcela y dando respuesta a estos requerimientos paisajísticos, el edificio expresa estas dos escalas a través de una morfología unitaria, pero atenta a estos estímulos.

Des de un punto de vista metropolitano, el edificio se expresa en grandes gestos, voladizos, retículas, aristas, aleros precisos para ofrecer una volumetría vinculada a los nuevos referentes singulares. Por otro lado, su capacidad y sus retranqueos se adecuan progresivamente a una segunda escala, más urbana y doméstica, que liga el edificio al tejido continuo y homogéneo que aquí empieza.

Una muestra de esta actitud dual son los tendales de protección de las aberturas, que, aun respondiendo a un sistema de ahorro energético y de confort interior, referente clásico del gran hotel urbano, hacen explícito al mismo tiempo este tránsito de la vida doméstica a la gran escala.

El hotel se implanta en el terreno ocupando toda la superficie de la parcela en las dos plantas soterradas destinadas a aparcamiento y servicios. Tanto la planta baja como el entresuelo se retrasan 3m respecto a la calle Natzaret y a la avenida de la Gran Vía. A partir de la planta primera se vuelve a ocupar toda la superficie exceptuando un recodo de separación de 3m con la escuela donde el cuerpo habitacional hace practicables las aberturas de las habitaciones. Una vez alcanzada la planta segunda, tal como se indica en la Modificación Puntual del PGM, la fachada se retira en un espacio de 3x5m a la fachada que linda con el edificio de viviendas. La parte de la construcción que da a la calle Natzaret llega a tener una altura de PB+4 y a partir de la quinta planta se atrasa 8m de la fachada, mientras en la parte que da a la Gran Vía la altura máxima es PB+6.

El edificio se organiza en tres estratos: los sótanos, el vestíbulo y el cuerpo habitacional. Los dos estratos inferiores se organizan, a su vez, en tres franjas en planta: dos bandas laterales destinadas a accesos y servicios y una franja central concebida como un ámbito único, diáfano y pasante. La franja de accesos y servicios que linda con el edificio de viviendas al noreste, concebida como principal, recorre el edificio de arriba abajo. La franja opuesta combina la ubicación de la rampa del aparcamiento, el acceso principal y el gran patio lineal abierto, de separación con la escuela.

La entrada principal del hotel se ubica en la avenida de la Gran Vía de L’Hospitalet, mientras la entrada al aparcamiento, así como una entrada secundaria destinada a servicios y mercancías, se ubica en la calle Natzaret.

La fachada de poniente es la principal, la que se contempla desde la plaza Europa, la más expuesta. El recodo que hace posible la entrada de luz natural al vestíbulo y da lugar al cuerpo habitacional central es el argumento compositivo. Las franjas ciegas, tratadas a nivel de acabado de igual forma que las fachadas principales, enmarcan la retícula acristalada central. La terraza superior cierra la composición ofreciendo una imagen de equilibrio nada residual. No se concibe como una medianera. Los tendales, que a su vez van variando, forman el telón de fondo predilecto de la ciudad panorámica y del patio de la escuela.

 

Programa funcional

El hotel se organiza con una franja de escaleras, ascensores y otros espacios de servicios ubicada en la medianera que limita con el edificio de viviendas. En la medianera opuesta, la que linda con la escuela, se ubica la rampa de acceso al aparcamiento y en las plantas superiores un patio. En la zona central se despliegan el resto de funciones y espacios, así como las habitaciones del hotel.

La rampa permite acceder a dos plantas soterradas de aparcamiento donde también hay salas de máquinas y otros espacios de instalaciones y servicios. En la planta sótano, donde hay dos espacios lucernarios en las fachadas para poder tener luz natural, hay la zona de desayunos, salas de reuniones y polivalentes. En la franja de servicios se agrupan la cocina y los baños y, en el lado opuesto, además de la rampa, los despachos.

A través de la Planta baja se hace el acceso principal por la avenida Gran Via de L’Hospitalet, significado por un retranqueo de la fachada de 3m en la planta baja y en el entresuelo. Además de la entrada secundaria destinada a servicios y mercaderías, en esta planta también hay un espacio destinado a la atención de los clientes, así como una zona de estar, un bar y una cafetería. Esta planta se desdobla para poder ubicar un entresuelo con habitaciones.

El resto de habitaciones se ubican en las plantas primera, segunda, tercera, cuarta, quinta y sexta, de distintas dimensiones y características según las necesidades de cada nivel. Finalmente, en la última planta se ubica una terraza accesible para los clientes del hotel, que se ofrece como mirador panorámico sobre la ciudad y la montaña de Montjuïc.

 

Leer MásLeer Menos
Fecha inicio 05/11/2017
Fecha final En curso
Título Hotel Gran Via L’Hospitalet
Misión Anteproyecto, Proyecto Básico
Tipología Obra nueva
Emplazamiento L'Hospitalet de Llobregat, Barcelona
Superficie 5,579.64 m2
Promotor Compras y Alquileres Transunion S.L.
Presupuesto 4,761,439.26 € (PEM)
Arquitectos Eva Serrats, Francesc Pla
Colaboradores Olga Salve (proyecto), Giovanna de Caneva (proyecto), Oriol Valls (proyecto), Víctor Bauzá (proyecto), Carlota de la Presa (proyecto), Javier Meliz (arquitecto técnico), Paulino Vicente (consultor estructuras), Josep Alcañiz y Marc Anmella (A2 Enginyers, Anmella & Alcañiz Enginyers Consultors, SLP, consultores ingeniería), Xavier Ferrés (consultor fachadas)

Artículos Relacionados