La Floresta,

Musealización de las Casas Baratas del Bon Pastor

“El uso de la calle y del espacio público ha sido un elemento muy característico de la forma de habitar este barrio. Las dimensiones reducidas de las viviendas, muchas ocupadas por familias extensas y la configuración en planta baja donde las puertas abren directamente a la calle propiciaron el uso de la calle como prolongación del espacio doméstico.”

En el marco del Plan de Barrios de Barcelona, la propuesta de nuevo equipamiento y musealización de las Casas Baratas de Bon Pastor, en el Distrito de Sant Andreu, se desarrolla sobre una primera decisión transgresora que consiste en una variación del ámbito de actuación. En lugar de mantener solo una manzana, proponemos conservar las dos manzanas cualificadas de equipamiento con la voluntad de mantener la estructura original que conforma la Calle de Barnola, situada justamente en el eje central que desemboca en la Plaza. Esto significa no solo una preservación formal –volumétrica, arquitectónica, patrimonial– sino que la calle deviene el eje estructurador de la vida del nuevo equipamiento.

El conjunto de las Casas Baratas de Bon Pastor se puede narrar desde la calle. Por un lado, como unidad generadora de una trama urbana y de una tipología de vivienda; por otro lado, como espacio de memoria colectiva del barrio, de la vida social y doméstica, y como vestigio de unas formas de vivir que pronto desaparecerán, propias de un barrio donde las viviendas son muy pequeñas, y donde la calle se ha utilizado no solo como lugar de socialización sino como parte de la casa.

El Plan Especial, a desarrollar posteriormente a la definición de la propuesta, haría posible preservar el conjunto de dos manzanas y reorganizar la ubicación de los usos que son objeto de este concurso junto con los usos del equipamiento todavía por programar, constituyendo una unidad con la plaza.

 

Un solo equipamiento donde conviven usos distintos

Tratamos los dos bloques y su calle central como una unidad. En un futuro cercano, cuando se hayan determinado los usos del otro equipamiento, el programa que se desarrolle podría agregarse a la misma estructura de servicios y de gestión centralizada del museo sin tener que crear otra nueva.

 

Una intervención barata, basada en distintos grados de intervención

“Construir modestamente” forma parte del ADN de las diferentes promociones de Casas Baratas que se levantaron en el año 29, y constituye el tono y el lema de la actuación propuesta. A propósito del contraste entre la cualidad constructiva de la edificación existente y los niveles de confort requeridos en un equipamiento contemporáneo, proponemos un diálogo sobre economía constructiva que se hará especialmente manifiesto en el encuentro entre lo que es viejo y lo que es nuevo.

Para hacer viable una propuesta que duplica la superficie musealizada inicialmente prevista, se establecen distintos grados de intervención en función de los requerimientos específicos de cada uno de los elementos del programa. Se propone un grado básico de intervención, de muy bajo coste, sobre el conjunto de las dos manzanas. Se abordan las soluciones básicas de derribo selectivo, reparaciones de estructura y mejoras imprescindibles de la envolvente. Esta operación permite conservar las dos manzanas, su valor patrimonial y urbanístico, y a la vez abre la posibilidad a futuras ampliaciones o a la incorporación de nuevos programas todavía imprevistos. Sobre este grado básico de intervención, y solo cuando sea necesario, se sobrepondrán otras capas con las prestaciones propias de cada espacio y programa.

Mantener las dos manzanas y el carácter de la calle centra es una acción de un valor incalculable a nivel de memoria y de preservación. Mediante una estrategia de sectorización reducimos al mínimo los m2 más caros, los más complejos y de máxima exigencia, que son los del museo, lo que permite también adaptar el presupuesto del proyecto global a la definición en simultáneo del proyecto museológico.

 

El derribo selectivo como estrategia arquitectónica

Otro elemento clave a tener en cuenta es que, puesto que la musealización se propone representar el estilo de vida de sus habitantes conservando cuatro casas y ambientándolas en distintas épocas, hay que conservar cuatro casas íntegramente y mantener el acceso natural des de la calle central. El resto de casas de la manzana se derruirán manteniendo la fachada y se adecuarán en forma y requerimientos a los usos que se les asigne. El derribo selectivo permitirá también aislar elementos arquitectónicos originales, como por ejemplo paramentos de especial interés por su decoración o espacios singulares como pasillos, cocinas y baños.

 

Preservar el conjunto e intensificar la musealización sobre la calle Barnola

La propuesta de organización arquitectónica de este legado se pone en el centro del discurso. Preservar las dos manzanas existentes no solo completa una unidad urbana patrimonial junto con la plaza, sino que permite la conceptualización de un equipamiento actual que se estructura funcionalmente des de su calle central. De esta forma se garantiza una experiencia más intensa y una mejor comprensión de la historia social y la manera de habitar propia de las Casas Baratas.

Intensificar la musealización sobre la calle Barnola permite desplegar un relato sincero, desde donde percibir y participar de una recreación de la vida vecinal, literalmente abriendo las puertas a una museografía genuina y moderna, y da una idea del potencial del futuro equipamiento, abierto a usos y programaciones dinámicas, no necesariamente ligadas a la logística museística, que completan este equipamiento de barrio.

Transformar la calle en un vestíbulo desde donde acceder a los distintos espacios musealizados otorga al visitante un rol de actor. Los hogares musealizados se organizan a lo largo de la calle de manera cronológica, reproduciendo una línea de tiempo, manteniendo en cada una de ellas la misma experiencia: entrar por la puerta. A partir de aquí, se teje un hilo de recorridos cruzados entre el vestíbulo y las casas musealizadas, entre éstas y los espacios de exposiciones, entre éstos y la sala de actos… que va religando las puertas y formando una idea de calle.

 

Gestión unitaria

La puerta del equipamiento es la Plaza. Desde ella se accede a la calle donde hay, en primer lugar, el vestíbulo, y a los espacios destinados a los visitantes (recepción, taquillas, servicios…). Se ocupan dos casas, condición que permite, por un lado, salir a la calle e iniciar la visita a las casas musealizadas, y, por otro lado, acceder por el interior a la sala de exposiciones. Esta disposición permite un control de la recepción a los espacios expositivos que se organizan a lo largo de cuatro casas enhebradas.

Este espacio, que ofrece la posibilidad de salir y entrar desde la calle, y a la vez de ser subdividido por contenidos, se encadena con la sala de actos, que, de la misma manera que la recepción, puede funcionar desde el interior, desde la calle central o desde el exterior del conjunto.

Todos los espacios utilizados aprovechan los patios existentes. Excepto en el caso de las cuatro casas musealizadas, en que la apropiación del patio forma parte de la museografía, la franja de patios interiores actúa de cojín lumínico y de sistema bioclimático, además de puerta para una futura extensión.

 

Eficiencia energética y ciclo de vida de los materiales

Mejorar la eficiencia energética de un edificio que ha de preservar sus valores patrimoniales obliga a concretar las acciones en los elementos constructivos que no tienen un espacio o unos acabados valiosos a preservar, como la cubierta. Como estrategia de compensación de la demanda energético, proponemos cubrir buena parte de los patios entre las casas mediante un sistema de construcciones ligeras que sustituirá los cobertizos espontáneos y convertirá los patios en instrumentos bioclimáticos.

Leer MásLeer Menos
Fecha inicio 04/07/2017
Fecha final 25/07/2017
Título Musealización de las Casas Baratas del Bon Pastor
Misión Concurso, Mención
Tipología Musealización
Emplazamiento El Bon Pastor, Sant Andreu. Barcelona
Superficie 821 m2
Promotor BIM/SA, Barcelona d’Infraestructures Municipals, S.A., Ajuntament de Barcelona
Presupuesto 1,712,042.00 € (PEM)
Arquitectos Harquitectes, Leve Projects
Colaboradores Miquel Arias (proyecto), Guillem Bigas (proyecto), Giovanna de Caneva (proyecto)

Artículos Relacionados

Un museo arqueológico al aire libre

El reto de musealizar una excavación arqueológica es tener que adaptarse a la realidad del paraje sin poner obstáculos que dificulten ver bien los restos que son motivo de la visita. Leve Projects recibió el encargo de musealizar un castro, un pueblo prerromano fortificado habitual en Galicia, y ponerlo en relación con el resto de... Leer más »

Musealizar la vida en la calle

Barcelona, para hacer frente a las oleadas de inmigración que la han acabado definiendo, tuvo que hacer varias actuaciones urbanísticas durante todo el siglo pasado. Se trataba de crear barrios completos con un mínimo de habitabilidad y servicios para personas con pocos recursos. Buen ejemplo de ello son las casas baratas de Sant Andreu, un... Leer más »