HoteLESS conecta dos extremos, los que menos necesitan la ciudad y los que mas la necesitan.

Francesc Pla HoteLess. Assaig d’una nova tipologia

La tasa ecológica ha estado una herramienta que ha permitido una mejor gestión de un desequilibrio basado en una paradoja que nos ha sido difícil asumir: nuestro disfrute deviene una depredación del medio. Un pagamento simbólico permite poner en marcha políticas que miren de revertir una dinámica. Con el tiempo, para muchos viajeros convencidos, la tasa ha dejado de ser un diezma para pasar a ser un derecho. Queremos contribuir.

 

Hace un tiempo, una mirada atenta como los son siempre las miradas de Ferran Busquets, director de Arrels Fundació, nos hacen ver una singular proximidad, un vinculo sutil entre Arrels, organización barcelonesa que desde hace treinta años acompaña la gente a dejar la calle, y los hoteleros, organización milenaria que desde hace los mismos años se ha enriquecido convirtiendo la ciudad en un parque temático.

 

Pero como es propio en Arrels y en muchas de las estrategias que nacen de la sociedad civil contemporánea, la que hace un paso para adelante, pide y a la vez ofrece.

En este caso, pide un retorno incontestable a un lobby que nos debe cosas a todos, pero innovando y proponiendo nuevas estrategias que no apelen necesariamente a los presupuestos de la administración pública como única vía, sino que apelen a las instituciones como facilitadoras de una nueva normativa.

 

HoteLESS nace como una propuesta imaginativa y plausible que conecta dos extremos: un negocio y un servicio, una actividad económica y la responsabilidad que ha de tener toda ciudad versus las personas que viven en ella, los que menos necesitan la ciudad y los que mas la necesitan. En definitiva, dos organizaciones que gestionan camas.

 

HoteLESS es una nueva tipología edificatoria, con un epígrafe urbanístico propio, a medio camino del hotel y del equipamiento, que ponen a trabajar juntos hoteleros y una fundación como Arrels para colocar en el mapa de la proximidad una oportunidad. Aquel mediodía a las doce, cuando se hace el check-out, el viajero pagará su cama y la parte que le corresponda de otra cama que será ocupada por alguien que, de no hacerlo, habría dormido a la calle o dentro de un cajero.

 

Nace una nueva tipología arquitectónica. Para nosotros, arquitectos, un momento emocionante que nos transporta a episodios fundacionales como los descritos por Rem Koolhaas en su libro “Delirius New York”, donde explica el nacimiento de los rascacielos como respuesta de un todo-uno, una eclosión de las mixturas urbanas. Una idea que ahora coloca de nuevo el hábitat al centro de nuestras exploraciones.

 

Nace un edificio que en su sección vertical combina la propia ciudad, que hace de su lobby una plaza, de sus inquilinos diversos la mejor de las fotografías posibles: la corresponsabilidad compartida.

 

HoteLESS apela de nuevo al viajero. Esta vez, pero, para hacerlo partícipe del medio humano.

 

Muchos hemos participado de l’eco-taxa como una vía para asumir una responsabilidad, y mas allá de las quejas, es indiscutible de qué habla, qué pone en el centro de debate, y somos muchos los que lo agradecemos. De hecho, hay quien escoge viajar solo si se le permite participar de las cargas. Ciudadanos comprometidos que acaban poniendo en valor territorios que han decidido hacer visible el dilema y explorar con nuevas herramientas los grandes conflictos de nuestro tiempo. HoteLESS también, ampliando el dominio al medio humano, a las personas.

 

Cuando en el debate de las terceras jornadas de vivienda, impulsadas por el Consejo Insular de Menorca, se nos hizo ver que el sinhogarismo era un derecho urbano mas allá de las razones de una asociación como Arrels Fundació, lejos de verla como una distancia quisimos encontrar los lugares comunes de nuestros paisajes y de los agentes y medios que pueden ser oportunos de vincular. Explicando proyectos que, aunque en Barcelona de momento no se han querido poner en marcha, ¡no desfallecemos!, pueden tomar nuevos formatos en entornos que por mucho que tengan un solo vecino al raso ya invitan al ensayo.

 

(1) Eva Serrats, mi socia en el estudio LEVE, no pudo asistir a la jornadas porque presentaba, a la misma hora, la vecinificación de El Moll de la Fustabarcelonés. Un proyecto urbano que mira d revertir la expulsión de los vecinos de la ciudad del paseo del puerto a favor de los usos y la ocupación absoluta del turismo a través de nuevos usos y una nueva gestión del espacio público

 

Taller HoteLESS, test of a new typology.

Compartir Artículo: ·

Palabras Relacionadas: , , , ,